• Vinyl Frost / Esmerilado / Sand Blasting / Polarizados

    Descubra qué puede hacer por sus vidrios, y qué pueden hacer ellos por usted con nuestras láminas adhesivas.

  • Polarizados en Color

    Gracias a estos polarizados usted puede colorear todo tipo de vidrio.

  • Polarizados de Seguridad

    Resguardo de bienes, protección personal, antivandalismo, accidentes por choques, sismos

  • Impresión digital completa para vehículos. Vehicle Wrapping

    El recubrimiento completo de un vehículo con vinyl en impresión digital está ideado para cambiarle la apariencia e impacto visual totalmente, sin que su carrocería se dañe cuando este material deba retirarse. A car/vehicle wrapping is basically a large vinyl graphic applied directly over a vehicle to change its appearance and can be removed without causing damage.

  • Rótulos para Evacuación Señalización Fotoluminiscente

    Rótulos en PVC, Vinyl de corte, normales o fotoluminiscentes.

Pilates para el instalador... ¡por favor!


Cantidades de ambientes debe aprender a manejar uno en la vida y en el trabajo, cuando tomamos en cuenta que los días se nos van de cliente en cliente, cuando el negocio está latente y el aire se respira con tranquilidad pero con premura para cumplir con prontitud y además queremos dejar una marca buena y que merezca una gratitud sincera de parte de quien nos contrata.
Pero es innegable que a veces hay ritmos tan apretados que nos llevan y nos alteran el camino, cuando hay mucho trabajo y poco tiempo para terminarlo, uno no dicta que hacer. Parece que alguien invisible lo mueve a uno, domina el calendario, retrasa las cosas para propiciar otras y, por más que uno se crea dueño de su tiempo, uno es solo una pequeña marioneta. A pesar de eso y al final de las cosas todo sale bien, si reconocemos las ventajas y oportunidades de lo que minuto a minuto va sucediendo mientras pasamos de trabajo en trabajo y de cliente en cliente.
Casi al final de una jornada de tres días seguidos de instalar sand blasting y algunos otros adhesivos, me tocó subir unas cuantas cuestas medio pesadas para los pedales, hasta llegar al nuevo local de Consciencia Estudio de Movimiento. María, una de las muchachas, nos contactó y estuvo dándome indicaciones y detalles del dónde, hasta dónde y por qué querían tapar aquí, allá y aquí no. Primera regla al frente de un cliente: Escuchar. Segunda: Escuchar, pues si eso no se hubiera aclarado, el material hubiera ido a parar a otro vidrio y luego al basurero o María terminaría recibiendo gratis un pedazo donde no iba.
Mientras comencé a preparar el vidrio el ambiente comenzó a llenarse con indicaciones sobre ejercicios de relajación,cuatro señoras y la instructora en una máquinas o camas horizontales que no tengo ni idea como se llamarán pero, al calor del apuro por instalar y no estorbar mucho (tercera regla cuando se trabaja en lugares que no pueden posponer sus labores) no les puse mucha atención. Solo podía escuchar.
Lo interesante del asunto es que por carisma de la instructora o por el cansancio de varios días algo duros, comencé a seguir las respiraciones del ejercicio y atender lo que escuchaba. En un momento estaba "inhalando y exhalando" inhalando y raspando el vidrio" "relajen el abdomen y escurran el agua del vidrio lentamente como los ríos de caudal suave" " saquen el cutter y llévenlo hasta arriba lentamente, aflojando el hombro y colocando su mente en la muñeca, deslicen por el borde del vinyl y corten" Sientan la presión de la rasqueta y verán como su sand blasting se acomodará obediente a los deseos de su instalación".
Mientras pensaba e imaginaba todo esto, atrapado por el ambiente y la relajación que podía recibirse si uno obedece las instrucciones, tuve que calmarme para no morirme de la risa de mi mismo y mis ocurrencias. El asunto es que la sesión que se hacía a la par de donde yo aplicaba el vinyl adhesivo, la recibí de gratis y logró un efecto bueno y curioso en la forma que afrontaba el trabajo. ¡Y eso que no hice los ejercicios! solo trabajé con mi material y con los vidrios. A eso era lo que iba.
Para los que tratamos de hacer las cosas con el amor, cuidado y esmero posible, y nos valemos de lo que nuestros dedos tengan la capacidad, y nuestra mente la paciencia, creo que es una buena oportunidad aprovechar más los lugares que visitamos, así a veces conocer a las personas, el medio donde viven y lo que les mueve su día.
Instalar adhesivos y rotulaciones es solo eso. Pero compartir los ambientes y ver con ojos claros a las personas que reciben nuestro servicio es otra cosa, y merece disfrutarse.
Gracias a María Laura y a las Natis (Natalia y Natalia) de Consciencia Estudio de Movimiento en San Rafael de Montes de Oca por regalar una sesión de relajación adhesiva a este servidor y en confiar en nosotros nuevamente para su necesidad de privacidad. Ahora tenemos el chance para compartir a otros compañeros una extraña, divertida y bien relajada forma de aplicar Vinyl Frost, pero también de salir a la calle a trabajar y recordar que nuestros clientes tienen muchas cosas que nos sirven para sobrellevar ese peso que a veces el trabajo nos sobrecarga.
Cristian Gómez. Elementos Visuales.

Una regañada propia. Experiencia en el sitio


A veces, probablemente por la costumbre, creemos que la ocupación de instalar vinilos adhesivos lleva pocos riesgos y peligros. Muchas veces se torna en una actividad rápida, de aplicaciones simples, donde una buena parte es solo limpiar y manipular papeles, plásticos y un cutter con cuidado. No hay muchos riesgos con maquinarias, lugares inestables o químicos y lo más fuerte por mucho tiempo puede ser jabón líquido, algo de aguarrás o barsol, y ¡san se acabó!
Sin embargo cualquiera que tenga ya alguna cantidad de años trabajando en uno o varios ambientes, podría ir averiguando que, la costumbre y la tranquilidad derivada de la falta de eventos, incidentes o "sustos", es el mayor de los peligros.
Las personas somos necias, por regla general, y nos hacemos los “tontos” o " jugamos de vivos" y eso pasa en todas las ocupaciones. Muchas veces pasa largo tiempo y no nos sucede nada, o casi nunca tenemos que subirnos a una escalera, a un techo, o exponernos a alguna situación eventual. Nos volvemos ciegos, se nos duerme ese instinto de alarma o miedo, se nos herrumbra cualquier curso de salud ocupacional o cualquier indicación de precaución. También se nos olvida leer los rótulos de advertencia, cuando irónicamente somos a veces los mismos que los fabricamos.
Hace unas semanas estuvimos tapando con vinyl blanco unos vidrios pequeños en ventanas tipo francés, con marco de madera, expuestos al aire libre pero tapados con una precinta bastante larga. Estaban en un "segundo piso" y de forma que por fuera nos podíamos subir a un techo en voladizo.
El pequeño problema es que el techo tenía un grado de inclinación, aunque no parecía del otro mundo el asunto. La precinta de las ventanas nos tapaba por si llovía y de buena decisión (por casualidad) andaba zapatos antideslizantes.
Todo ambiente nos regala sorpresas y cosas que cuesta mucho adivinar o prever, aun cuando tengamos el mejor ojo para medir los riesgos.
La altura para trabajar era de menos de 150cm. No podía estar de pie en frente de los vidrios. Si me levantaba debía jorobarme y bajar el cuello para no pegar la cabeza.
Si me sentaba en frente, tenía que hincarme y pedirle matrimonio a cada ventanal. Eran cuatro vidrios por panel y quince juegos, en total sesenta vidrios pequeños. Como el techo donde me hincaba estaba inclinado, era como si estuviera haciendo un ejercicio de Yoga combinado con el esfuerzo de asomarme a un guindo y aguantar para no irme de frente.
Pero no había de otra y casi siempre uno nada más se coloca en la primera posición cómoda que encuentre. Quince minutos después tenía la espalda con veinte cuchillos clavados.
¡La falta de costumbre!
Es ahí donde un instalador tiene que pensar en su seguridad y valorar el tiempo que dedica en el momento versus el daño posible a su cuerpo. El trabajo salía en unas ocho horas y era totalmente impensable hacerlo de corrido sin descansos y en una sola posición. Había que reposar la espalda e inventar otras formas de acomodarse.
Otro factor fue que, como era un hotel y al aire libre, no me podía dar el lujo de que los pedazos de papel que sobraban del vinilo se fueran con el aire.
Primero: No podemos exponer un basurero en nuestro sitio de trabajo. Cada quien valora esto y tomará la decisión de como manejar su instalación.
Segundo: Los papeles quedarían tirados en todo el techo inclinado, y si permitimos eso, al riesgo de caída le sumamos la necesidad de acercarnos al borde para recoger muchos pedazos que van a dar a la canoa. El techo inclinado a favor de la caída da más problema para manejar el equilibrio.
Todas estas cosas sonarán comunes y corrientes y más para personas que lidian todo el tiempo con trabajos así o más complicados, pero debo recordar que aunque sean pocas las veces que nos enfrentemos a estas variables y a pesar de que parezcan fáciles de manejar, es bueno de vez en cuando analizarlas con un ojo más cuidadoso.
Para poder juntar algunos pedazos que se me salieron de una caja que subí al techo para mantener guardada la basura, tenía que inclinar el cuerpo al lado contrario de la caída. Como este servidor siempre le huye a los acantilados, y el sito no tenía forma de anclarme con algún cinturón, seguro fue todo un Show verme agacharme para atraparlos, además que parecía que estaba desfilando con tacones altos cuando caminaba por los clavos del techo y con una mano agarrando la precinta que tapaba los vidrios.
Más vale uno minutos de risas o burlas que una eternidad de arrepentimientos.
La nota que ahorita les paso les puede despertar un montón de críticas al respecto, pues para ir más allá, hay innumerables formas seguras para trabajar en alturas, y muchos procedimientos más profesionales de afrontar los riesgos. Todos estamos invitados a exponerlos, pero recordemos que el sentido común y la desconfianza continua en donde ponemos los pies es una de las reglas vitales para trabajar con precaución y de forma segura.
Gracias a nuestros clientes de Prado Inn & Suites, ubicados en San José, Avenida 5, Calle 26. por su confianza durante 7 años de servicios varios.
Cristian Gómez, Elementos Visuales

Polarizados oscuros para vehículos




Polarizados oscuros para vehículos. Varias calidades entre 2 y 5 años de garantía según modelos. Opciones estéticas y anticalor incorporado.

 DARK

DARK   95C - Tipo limosina 5% transmisión de luz
DARK   80C - Tipo Medio 20% transmisión de luz
DARK   50C - Tipo Bajo 50% transmisión de luz
23 micras de espesor
Disponible únicamente en 1.52m de ancho 

Disponibles también los modelos DARK 65C, DARK 80C con 35% y 20% de transmisión respectivamente.


 BLACK PLUS
 
BLACK PLUS 95C - Tipo Limosina 5% transmisión de luz
BLACK PLUS 75C - Tipo Medio 20% transmisión de luz
 BLACK PLUS 55C - Tipo Bajo 45% transmisión de luz
55 micras de espesor
59% de energía rechazada.
Propiedades de Adhesivo anticalor.
 Ancho disponibles: 51cm, 152cm 
65C, 75c, 85c y 95C: Disponibles también en 76cm de ancho

Disponibles también los modelos BLACK PLUS 65C, BLACK PLUS 85C con 35% y 15% de transmisión respectivamente.


Se venden únicamente por rollo de 30m lineales. 8 - 10 días de entrega. Precios sujetos a al tipo de cambio del Euro.
 
Contáctenos

Polarizados decorativos

Polarizados decorativos, Polarizado blanco, polarizado esmerilado, Polarizado en gradiente, Polarizado tipo Sand Blasting, Polarizado para Privacidad

Contáctenos

PERLA

ALPHA

ATOMA

BASIC

BLOCK

BOREAL

CLAUSTRA

CLEAR 4ABC

CORTINA

DECORUM

ELEKTRO

FIGARO

FLORIS

FONTANA

GRIS 30 UVC

IRIDIUM

LINEAL


MAT ACID-X

MYSTIC

PIXEL

STRATOS


STRUCTUR

TERRA

THEMA

VISION

Polarizado Anticalor para control solar y efecto espejo para privacidad.

ALU 80C Espejo intenso con 75% de rechazo total de energía.

ARGENT 50C Espejo suave con 58% de rechazo.

Precio por Rollo de 30m lineales.
Entrega en 8 - 10 días naturales.

Garantía de 7-10 años de fabricación europea (Luxemburgo)

Consulte con nosotros


Cliente Satisfecho: Southwest, por medio de FCV Alfa Desarrollos. Aeropuerto Juan Santamaría








Señalización fotoluminiscente

Está hecha para que brille precisamente, cuando hay poca visibilidad o incluso cuando el sitio esté totalmente oscuro.
Este vinyl capta la luz y la emite gracias a la composición de su material principal, minerales que emiten la misma luz que reciben pero en forma de rayos X a longitudes de onda distintas a la que recibieron.



Son perfectas para señalizar rutas evacuación, y de hecho deben ser usadas a discreción. El objetivo principal de esta rotulación es que, en caso de una emergencia que provoque la caída de la iluminación, en horas nocturnas y "se vaya" la luz, o peor aún en casos de icendio cuando el humo y la obscuridad reducen la visibilidad considerablemente, las personas puedan movilizarse y salir del sitio, guiados por esta rotulación.

Sin embargo este tipo de rótulo no es aconsejable usarlo en exceso. Debe rotularse estrictamente la señalización que sea más urgente para la evacuación. Líneas guías, Flechas, Rótulos de SALIDA de EMERGENCIA y SALIDA, pictogramas (símbolos acordados de fácil entendimiento) que indiquen la forma y dirección para estar a salvo.

Si este material se usa en todas las señales en un edificio, lo que puede provocar es que las personas, en un momento verdaderamente de emergencia, se CONFUNDAN, propicie a que traen de realizar otras cosas que no sea ponerse a salvo, o pierdan tiempo leyendo informaciones que no son URGENTES. Como lo avisa la gráfica arriba, pueen usarse para evitar caídas y choques con muros que ya se conozcan peligrosos cuando no haya luz para transitar normalmente.

Los criterios profesionales y el "sentido común", así como el conocimiento de las instalaciones son las que puede dar un equilibrio entre una ruta adecuada y eficaz, ayudada por la fotoluminiscencia, y que no confunda o desoriente más a la persona que requiera usarla en momento apremiantes. REcordemos que en esos momentos es muy poca el razonamiento que se hace, generalmente se tiende a "salir corriendo" y se necesitan apoyos y señales CLARAS, SENCILLAS y RÁPIDAS.


Compañía Numar: Cliente Satisfecho

Vinyl Frost para dar privacidad en oficinas. Anteriormente se lograba con persianas. Se decidió cambiar para facilitar la limpieza y renovar la apariencia. Gracias nuevamente por confiar en nuestros servicios.

El Vinyl Frost a parte de ser otra buena forma de decorar y delimitar las oficinas y espacios con ventanales, presenta una opción más sencilla para las labores de limpieza, no concentra tanta suciedad con el tiempo y es fácil de manejar. Tan solo un trapo húmedo (preferible que no suelte fibras ni pelos) y si se mantiene limpieza constante, no necesitará de líquidos especiales como limpiavidrios u otros.

La Compañía Numar, en sus oficinas de Barrio Cuba, San José, optó por este cambio en varias de sus unidades administrativas. Nuevamente estamos agradecidos por su confianza en nuestros servicios y opciones.










Cliente Satisfecho: Consultorio Tacsan Solórzano. Edificio MIRA Zapote, San José

Diseño: Irene Alfaro
Confección e instalación: Elementos Visuales
Objetivo: Brindar privacidad para los pacientes con respecto a la zona de parqueo y a la vez dar un estilo más original de decoración.

Descargar versión PDF


Vista Interna Consultorio 1

Vista Interna Consultorio 2


Vista externa Nocturna Consultorio 1.

Cliente Satisfecho: TV CODICE SKY de Costa Rica

TV CODICE Costa Rica. Representante de la compañía SKY para Servicios de televisión por satélite.